El efecto placebo genera mejorías reales

El efecto placebo genera mejorías reales

Terapias complementarias van en alza, según la OMS.

Cada vez hay más evidencias de que el poder de la sugestión puede lograr cambios neuroquímicos e inmunológicos y, con ellos, mejorías objetivas, sobre todo en enfermedades asociadas a la depresión y el dolor.

"La fe mueve montañas" es un dicho popular con asidero importante en la realidad. Y algunos estudios recientes han podido establecer que el solo creer que un tratamiento va a ser efectivo consigue efectos biológicos concretos. Son los conocidos efectos placebo y nocebo (cuando la predisposición es negativa).

"Antropólogos médicos, psiquiatras y psicólogos han estudiado las creencias mágicas, no lógicas, considerándolas aspectos claves del mecanismo del placebo. Cuando un tratamiento carece de una teoría lógica de su acción, la eficacia que se le atribuye deriva de creencias determinadas culturalmente", dice el psiquiatra Hernán Silva en el documento "El efecto placebo en los tratamientos antidepresivos".

Problema ético

El académico de la Facultad de Medicina norte de la Universidad de Chile explica que la eficacia del placebo se ve sobre todo en enfermedades como la depresión y las relativas al dolor. "El efecto placebo genera cambios neuroquímicos y en el sistema inmunológico. Entonces, no hablamos de una mejoría subjetiva, es objetiva", plantea el psiquiatra.

Se ha visto una efectividad de un 40% en tratamientos con placebo versus un 60% con medicación real, comenta el profesional.

El principal problema es ético, en tanto decirle o no al paciente el tipo de tratamiento que está recibiendo.

Pero tal vez el camino es seguir abriendo puertas y ventanas a las medicinas tradicionales complementarias.

"En una pasantía que hice en la clínica Mayo, pude ver que en los centros de tratamiento del dolor había mucho apoyo con terapias complementarias, desde yoga hasta acupuntura, masajes y más", cuenta Silva.

La Estrategia de la Organización Mundial de la Salud 2014-2023 sobre Medicina Tradicional Complementaria (MTC) muestra que el uso de estas terapias alternativas va en claro aumento en el mundo. Este documento tiene "dos objetivos principales: prestar apoyo a los estados miembros para que aprovechen la posible contribución de la MTC a la salud, el bienestar y la atención de salud centrada en las personas, y promover la utilización segura y eficaz de la MTC mediante la reglamentación de productos, prácticas y profesionales".

De acuerdo con datos de la OMS, la evolución de las MTC en el mundo desde 1999 muestra que ese año eran 25 los países con políticas públicas para este tipo de terapias, en 2012 ya son 69. "Más de 100 millones de europeos utilizan actualmente esta medicina tradicional. El número de usuarios es mucho mayor en África, Asia, Australia y América del Norte".

La actual estrategia considera dentro de estas terapias "medicamentos terapéuticos y tratamientos de salud basados en procedimientos a base de hierbas, naturopatía, acupuntura y terapias manuales, tales como la quiropráctica, la osteopatía y otras técnicas afines, incluidos qi gong, tai chi, yoga, medicina termal y otras terapias físicas, mentales, espirituales y psicofísicas".

En Suiza, el seguro de salud obligatorio cubre cinco terapias complementarias: medicina antroposófica, homeopatía, terapia neural, fitoterapia y medicina tradicional china.

A los científicos más racionales esto les entusiasma poco o nada. Y ya se han visto debates en torno a la homeopatía, pues niegan su validez científica. La OMS está consciente de la necesidad de generar conocimiento que avale estas terapias y "alienta la investigación estratégica en materia de MTC (....) y aboga por el uso racional de ella mediante el fomento de su utilización basada en pruebas científicas".

Sobre este último punto, Silva es enfático en advertir que utilizar las MTC es un complemento de la medicina alópata convencional. "No se pueden abandonar tratamientos de medicina alópata para pasarse completamente al otro extremo", dice. Y, por otro lado, también es un convencido de que vistos los resultados en la salud de las personas, debería haber más apertura en el sistema público de salud en Chile a estas alternativas, aunque ya existen algunas iniciativas.

Fuente: El Mercurio impresa.elmercurio.com/MerM...

oldestnewest

You may also like...