Una historia en movimiento Parte II

¿PARKINSONIANO? Pareciera que me estoy refiriendo a un ser de otro mundo cuando pienso en el solo nombre con que se definió este mal, y en verdad nos volvemos diferentes a los demás cuando menos así nos llegamos a sentir algún tiempo los que padecemos este mal.

Es un mal degenerativo y progresivo eso debemos de tener en cuenta y por ello debemos prepararnos para cada etapa fue lo primero que anote en mi cabeza cuando acepte que tenía este padecimiento y que tenía que convivir con ello por el resto de mi vida.

Continúo mi historia:

Después del diagnóstico que afecto mi forma de vida vinieron las primeras consultas con los múltiples exámenes incluyendo Tomografías del cerebro, Estudios Radiológicos y Pruebas Físicas del Movimiento.

El tratamiento de cada 4 horas de Levodopa/Carbidopa y la voluntad de crear un habitó de horario y tratamiento, aunado a la medicación para el problema de la diabetes lleno mi vida de medicamentos y puntuales horarios, así como a una rutina de lleno mi buró de artefactos que simulan una farmacia ambulante, pensé que era normal en una persona de 64 años que entro a la vejez.

Durante un periodo de tiempo más o menos corto, la temblorina se me fue controlando y pensé “ya la libre de nuevo” pero nadie me hablo de los efectos secundarios o me previno para poder estar alerta a ellos.

Insomnio por las noches, sueño durante el día de actividad, estreñimiento, crisis de angustia y hasta alucinaciones.

Nuevamente oculte a mi familia estos efectos con la finalidad de no alarmarlos, pero tome la tarea por las noches de insomnio de navegar por internet tratando de encontrar explicaciones e información para esta enfermedad.

Encontré algunas sugerencia, diagnósticos y tratamientos, pero como reglara en este mundo digital no todas son ciertas y tienen que ser tratadas con el especialista.

Encontré que mucha información (lamentablemente no en castellano) estaba ahí pero no llegaba a las personas comunes porque muchas de ellas eran especialidades científicas.

Consultaba a mi Doctora por los efectos secundarios y lo que hizo fue bajar las dosis suministradas de medicación, pero aun así seguían los efectos no tan intensos pero, ahí seguían, principalmente el insomnio cual me ataca las madrugadas y me prende el sueño casi a la hora de levantarme.

En algún artículo que leí en Internet sugirió algo que ayudaba a controlar este mal y hablaba de un ejercicio que les comentare en mi próximo POST.

4 Replies

oldestnewest
  • Hola!! Trabajó en GIAP, soy terapeuta familiar, es difícil por aquí contestar, pero, Sony que padece Parkinson desde hace 14 años y con tan solo 34 años fundó GIAP ya que sabemos lo fuerte y desconcertante que es encontrarte ante una enfermedad crónica que llega para quedarse . Y como dices lo difícil de comunicarlo a la familia, nosotros trabajamos como terapeutas familiares con la persona y su familia. Es importante poder nombrar y hablar de la enfermedad te invito a que te comuniques, nuestro mail psicoyogart@gmail.com

  • Hola GIAP:

    He entrado a su página y he visto su trabajo también creo haber leído todos los post y respuestas de este sitio.

    Es loable lo que hacen en ese centro de atención claro que me comunicare con ustedes estoy intentando integrarme a este grupo de internautas los cuales tenemos un mismo objetivo entender este padecimiento que como tu mencionas afecta al paciente como a la familia.

    Un abrazo y gracias por leer esta pequeña historia

  • Buenos días. Mi padre de 72 años padece de parkinson desde hace 12 años. Los medicamentos han retrasado los avances de la enfermedad, sin embargo, al igual que a usted, nadie nos habló de los efectos secundarios, mismos que conocimos cuando surgieron y nos complicaron todo... en especial las alucinaciones y la psicosis que lo volvieron violento hacia mi madre.

    Igual que usted, leí mucho buscando tratamientos... actualmente está estable con antipsicoticos (probamos casi todos).

    Saludos. Ojalá sigamos en contacto.

  • Que tal Blanca Rosa un saludo.

    Aunque esta es una ley de Newton aplicada a la física, la considero también parte de una filosofía de vida. (A TODA ACCION HAY UNA REACCION) y es precisamente por ello que en muchas profesiones ajenas a los aspectos técnicos caen en interpretaciones.

    Siempre hay efectos secundarios en cualquier aplicación, método técnico de recuperación, terapias y sobre todo medicamento, esto aunque lo saben los médicos no lo indican al paciente esperando ver el comportamiento que cada uno tiene.

    Una acción muy calculada asumiendo el riesgo que puede causar.

    Bueno yo como tu padre sufrí tremendas alucinaciones y estimulaciones que no conocía o mejor dicho (comportamientos inusuales en mi vida) producto claro de la LOVADOPA o del medicamento que en ese tiempo me recetaron.

    ¿La solución? Aun no la sé realmente, pero primero me bajaron la dosis que yo tomaba y segundo un régimen de ejercicio muy estricto que yo lleve por mi cuenta, esto lo comentare en mi próximo post (3) de mi historia en movimiento.

    Te aclaro que cualquier decisión que emprendas siempre debe ser consultada por un especialista, nunca hagas ninguna acción sin consultarlo ya que podría tener una reacción no deseada.

    Un abrazo y seguimos adelante