GEMA: Gente Esquizofrénica en Máxima Armonía

10 claves para superar la esquizofrenia

10 claves para superar la esquizofrenia

Un estudio determina qué factores personales y sociales permiten diseñar mejores programas terapéuticos

Tras recapitular las últimas investigaciones y estudiar a 23 pacientes que han superado la esquizofrenia, un grupo de psiquiatras ha establecido cuáles son las 10 condiciones principales para superar esta enfermedad mental. Los resultados, que se publican en International Review of Psychiatry de noviembre, abren posibilidades de desarrollar nuevos programas de tratamiento y rehabilitación y de cambiar las expectativas negativas de muchos médicos, pacientes y familias.

"Nuestros resultados se unen a un conjunto de investigaciones que echa por tierra la idea de que los pacientes a los que se les diagnostica esquizofrenia están condenados a una vida de discapacidad, con pocas expectativas de participación productiva en la sociedad; una opinión fatalista que en sí misma es perjudicial para las perspectivas de recuperación", afirma el principal autor del estudio, Robert P. Liberman, psiquiatra del Instituto Neuropsiquiátrico de la Universidad de California, en Los Ángeles. Los 10 factores son éstos:

El estudio se basa en la bibliografía más reciente y en 23 casos de rehabilitación total

- Relaciones familiares. La tensión familiar es un factor predictivo de la recaída, mientras que la educación y el respaldo emocional de la familia disminuye la tasa de recaída. Entre los participantes en el estudio, el 70% declaraba tener buenas o muy buenas relaciones familiares.

- Abstinencia de drogas. El Instituto Nacional de Salud Mental de EE UU, patrocinador del estudio, calcula que la incidencia de consumo continuado de sustancias adictivas entre los pacientes de esquizofrenia se encuentra en el 47%, muy por encima de la tasa de la población general. Aunque tres cuartas partes de los participantes en el estudio declaraban haber incurrido en abuso de sustancias adictivas antes del tratamiento, sólo el 17,4% declaraba seguir consumiéndolas después de la aparición de la esquizofrenia. Ninguno de los que había superado la enfermedad había tomado drogas ilegales en el año anterior y sólo dos, alcohol ocasionalmente.

- Tiempo sin tratamiento. La mayor duración de los síntomas antes del tratamiento es directamente proporcional al mayor tiempo necesario para la remisión y a un grado de remisión más bajo. Entre los participantes en el estudio, sólo el 13% declaraba un retraso de más de un año entre la aparición de los síntomas y el tratamiento.

- Respuesta inicial. La mejora de los síntomas al poco de recibir fármacos antipsicóticos predice significativamente los resultados del tratamiento a largo plazo. En el grupo estudiado, el 87% declaró haber experimentado un control eficaz de los síntomas con su primera medicación.

- Cumplimiento terapéutico. El no tomar la medicación antipsicótica tal como se ha recetado dificulta la recuperación tanto a corto como a largo plazo. Todos los participantes en el estudio declararon cumplir con el régimen de atención psiquiátrica y de medicación.

- Terapia de apoyo. Las relaciones positivas con los psiquiatras y los terapeutas generan esperanza y son esenciales para la mejoría. Entre los participantes en el estudio, el 91% declaró recibir psicoterapia continuada, y el 78% declaró que los psiquiatras y terapeutas accesibles y positivos habían contribuido a su recuperación.

- Capacidades cognitivas. Factores cognitivos como una memoria activa, la atención sostenida y una percepción visual eficaz son algunos factores importantes para predecir la recuperación. Entre los participantes, todos mostraban un funcionamiento normal o casi normal a la hora de resolver problemas que requieren un buen funcionamiento de la memoria verbal y de las capacidades perceptivas.

- Destreza social. Los síntomas negativos y las malas destrezas interpersonales se asocian con mayor grado de discapacidad causado por la esquizofrenia. Ninguno de los participantes había mostrado signos negativos graves. Sólo algunos habían tenido síntomas leves.

- Historia personal. Algunos de los factores presentes antes de la aparición de la enfermedad y que afectan al tratamiento son, por ejemplo, el nivel académico y el cociente intelectual, la edad en la que se ha manifestado la esquizofrenia, la rapidez de la manifestación, el historial de trabajo y las destrezas sociales. Entre quienes se curaron, el 70% había superado la universidad antes de enfermar y otro 13% tenía dos años universitarios.

- Acceso a la atención sanitaria. Un tratamiento continuo, global, adaptado a cada paciente y coordinado es crucial para la recuperación. Entre los 23 pacientes que ´habían superado la enfermedad, el 91% declaró recibir medicación antipsicótica y psicoterapia; el 47,8%, entrenamiento en destrezas sociales; el 56,5%, participación de la familia; el 26%, rehabilitación vocacional, y el 61% participaba en grupos de autoayuda.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de diciembre de 2002

elpais.com/diario/2002/12/0...