Psoriasis: mucho más que una cuestión de piel

Psoriasis: mucho más que una cuestión de piel

La #psoriasis es una enfermedad que se manifiesta con manchas en la piel y suele generar vergüenza e incomodidad en las personas que la padecen. Sin embargo, eso está empezando a cambiar. En un reality de Estados Unidos, emitido en julio, la modelo norteamericana Kim Kardashian, reconocida por su belleza, fue diagnosticada mientras las cámaras captaban en vivo el momento. Lejos de esconder su condición, Kim la hizo pública y mediante su cuenta de Twitter comenta los tratamientos con los cuales está combatiendo la enfermedad y sus progresos.

Entre los famosos que han trabajado para tratar de informar y concientizar a la sociedad sobre la psoriasis se encuentran CariDee English, modelo ganadora de American Next Top Model, un reality estadounidense -portavoz de la National Psoriasis Fundation- y los cantantes Liam Gallagher, ex Oasis y Leann Rimes. Grandes intelectuales como Vladimir Nabokov, autor de Lolita o John Updike, también fueron diagnosticados.

Se suele creer que la enfermedad afecta más la autoestima de las mujeres que la de los hombres. Sin embargo, el dermatólogo Ignacio Dei-Cas, jefe del área de Psoriasis del Hospital de Clínicas, dice que “la padecen ambos sexos por igual y no existe un acostumbramiento ni un menor impacto del mal con el transcurso de los años”. En el mundo, la enfermedad afecta al 0,5/3% de la población mundial y en Argentina se estima que la padece un 2% de la población.

“La psoriasis es una enfermedad inflamatoria crónica, no contagiosa. Si bien se desconoce su origen, sabemos que está relacionada con una alteración del sistema inmunológico y es una enfermedad multifactorial, más frecuente en personas con antecedentes familiares -explica Dei-Cas-. Clásicamente se consideraba que comprometía exclusivamente la piel y en algunos pacientes, las articulaciones. Hoy se sabe que los pacientes pueden padecer otras enfermedades asociadas, como sobrepeso, diabetes y cuadros depresivos”.

Puede aparecer a cualquier edad, con más probabilidades entre los 15-35 años y los 50-60 años. Se presenta en forma de manchas rojas, cubiertas por escamas blancas, secas, que se localizan, generalmente, en codos, rodillas, región lumbar y cuero cabelludo. También puede afectar palmas y plantas, las uñas, la semimucosa labial y la mucosa genital. Entre un 10 y 30% de los casos puede asociarse a artritis psoriásica.

Según Dei-Cas, los tratamientos más comunes para tratarla se dividen en tópicos, que utilizan productos sobre la piel, como cremas o ungüentos de preferencia naturales, y sistémicos, donde se usan medicamentos fuertes en psoriasis muy avanzada con el riesgo de dañar el organismo. Para algunos casos, se recomienda la fototerapia, un tratamiento a base de luz.

“La terapia psicológica es muy importante para sobrellevar la enfermedad y no sólo por su impacto estético”, dice Dei-Cas.

“Siempre creemos que nos miran mucho más de lo que en realidad nos miran, porque como uno se ve mal, piensa que los otros te ven igual o peor”,

Silvia conoce a fondo la enfermedad porque la padece desde chica. Reconoce que pasó por momentos en que detestó este mal, pero nunca dejó que eso le cortara las alas. “Se puede vivir con psoriasis y vivir muy bien”, opina y alienta a la gente a asesorarse con profesionales. Dice que es bueno tener siempre presente que “vos no sos tu piel”.

fundacionpsoriasis.com

oldestnewest

You may also like...