Cancer de endometrio

El cáncer de endometrio ocurre tanto en mujeres premenopáusicas (25%), como en mujeres post-menopáusicas (75%). La edad afectada más comúnmente está entre los 50 y los 59 años, y es raro ver casos en mujeres menores de 40 años. La mayoría de los tumores se detectan en estadios tempranos, por lo que el pronóstico y la morbilidad están en declive.

Se produce por la proliferación (crecimiento) anormal y descontrolado de las células del endometrio (capa mas interior de la pared del útero).

Se postula que el crecimiento podría iniciarse a partir de la estimulación de las células endometriales por los estrógenos. El aumento de crecimiento podría ir haciéndose cada vez mas anormal hasta que se transforma finalmente en cáncer.

Este tumor maligno, puede crecer de tres maneras:

Crecimiento local: puede darse por extensión directa hacia abajo, al cuello del útero, o desde el endometrio (capa más interna del útero) hacia afuera, invadiendo el miometrio o mas allá de el, hacia órganos vecinos.

Diseminación linfática: el útero posee una rica red de vasos linfáticos que permiten el drenaje de la linfa a múltiples regiones de ganglios linfáticos. Si el cuello del útero está afectado se incrementa el riesgo de invasión de los ganglios de la pelvis.

Diseminación hematógena: esta diseminación es muy poco frecuente. Se produce a través de los vasos sanguíneos, preferentemente hacia el hígado, pulmones, huesos y cerebro.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo son circunstancias que, de estar presentes, aumentan la probabilidad de desarrollar este tipo de cáncer. Aun así, el hecho de que una mujer presente uno de estos o varios, no garantiza que desarrollara cáncer de endometrio, así como el no tenerlos, no garantiza no llegar a padecer este tumor. Entre ellos se encuentran:

Edad: El cáncer de útero es más frecuente a partir de los 50 años.

Hiperplasia del endometrio: Es una enfermedad benigna que consiste en el aumento del número de células endometriales. Suele aparecer a partir de los 40 años. En algunas ocasiones si no se administra el tratamiento adecuado, la hiperplasia puede evolucionar a cáncer.

Obesidad: las mujeres obesas tienen más riesgo de desarrollar un cáncer de útero (endometrio) que las mujeres con peso normal.

Diabetes: La diabetes aumenta ligeramente el riesgo de aparición de este tumor.

Alteraciones hormonales: en aquellas condiciones en las que hay un exceso de estrógenos (hormonas femeninas), puede favorecerse el desarrollo de este cáncer. Serian ejemplos de este desbalance la menstruación temprana, la menopausia tardía, ciertos tumores de ovario, pocos embarazos o esterilidad, y la ya mencionada obesidad.

Fármacos: el uso de Tamoxifeno, droga que se usa en el cáncer de mama, durante periodos prolongados de tiempo, aumenta mínimamente el riesgo. La terapia de reemplazo hormonal que se indica a menopáusicas, por estar formada principalmente por estrógenos, puede favorecer la aparición de este tipo de cáncer .

Historia familiar:, Este tipo de cáncer puede darse en pacientes cuyas familias tengan historia de cáncer de colon hereditario o predisposición genética a otros tumores.

Raza: se observo que aunque este cáncer se presenta mas frecuentemente en mujeres de raza blanca, aquellas de raza negra tienen casi el doble de riesgo de morir a causa de este tumor.

Dieta: al igual que ocurre con otros canceres, dietas ricas en grasas aumentan el riesgo de contraer este cáncer. En este tipo particular de tumor, seria por la generación, a partir de la ingesta importante de grasas, de obesidad que ya es un factor de riesgo. Otros implican a las sustancias grasas como directamente relacionadas con el aumento del riesgo, a través de la interferencia con el metabolismo de los estrógenos.

Antecedentes de otros canceres: Aquellas mujeres que han padecido cáncer de mama o de ovario, tienen mayor riesgo de desarrollar cáncer de endometrio.

Radiación previa de la pelvis: Aquellas mujeres que por algún otro motivo se hayan sometido a una irradiación de la pelvis, pueden favorecer alteraciones en las células de los tejidos pélvicos y a partir de allí, puede generarse un cáncer de endometrio.

Sintomas

Estos y otros síntomas pueden ser ocasionados por el cáncer del endometrio. Otras afecciones pueden ocasionar los mismos síntomas. Se debe consultar con un médico si se presenta alguno de los siguientes problemas:

Sangrado o secreción no relacionados con la menstruación (períodos).

Dificultad o dolor al orinar.

Dolor durante la relación sexual.

Dolor en el área de la pelvis.

pérdida de peso.

Dado que el cáncer del endometrio comienza adentro del útero, generalmente no aparece en los resultados de una prueba de Papanicolaou. Por esta razón, se debe extraer una muestra del tejido del endometrio y examinarlo bajo un microscopio para detectar células cancerosas. Se puede utilizar uno de los siguientes procedimientos:

Biopsia del endometrio: extracción de tejido del endometrio (revestimiento interno del útero) mediante la inserción de un tubo delgado y flexible a través del cuello uterino hasta el útero. El tubo se usa para raspar suavemente una pequeña cantidad de tejido del endometrio y extraer luego las muestras de tejido. Un patólogo observa el tejido bajo un microscopio para verificar si hay células cancerosas.

Dilatación y curetaje: cirugía para extraer muestras de tejido o el revestimiento interno del útero. El cuello uterino se dilata y se inserta una cureta (instrumento en forma de cuchara con un borde cortante) en el útero para extraer el tejido. Se pueden tomar muestras de tejido para observarlas bajo un microscopio y determinar si hay señales de enfermedad. Este procedimiento también se llama DyL.

Tratamiento

Para tratar el cáncer de endometrio se cuenta básicamente con cuatro formas de tratamiento: cirugía, radioterapia, terapia hormonal y quimioterapia. El uso de cada uno de ellos solos o combinados dependerá de la situación particular de salud de cada mujer así como del estadio que haya alcanzado su enfermedad.

Cirugía

La cirugía es el tratamiento más común para el cáncer del endometrio. Pueden utilizarse los siguientes procedimientos quirúrgicos:

Histerectomía total: es aquella cirugía que extrae el útero e, inclusive, el cuello del útero. Cuando ambos se extraen a través de la vagina, la operación se denomina histerectomía vaginal, mientras que cuando se extraen mediante una incisión grande (corte) en el abdomen, la cirugía se denomina histerectomía abdominal total. El útero en su totalidad (cuerpo y cuello) pueden también extraerse a través de una pequeña incisión (corte) en el abdomen utilizando un laparoscopio, y la operación se denomina histerectomía laparoscópica total.

Salpingooforectomía bilateral: cirugía para extirpar ambos ovarios y ambas trompas de Falopio.

Histerectomía radical: cirugía para extirpar el útero, el cuello del útero y parte de la vagina. Pueden igualmente extraerse los ovarios, las trompas de Falopio y los nódulos linfáticos cercanos si se encuentran comprometidos.

Algunas pacientes podrán recibir radioterapia o terapia hormonal después de la cirugía para eliminar cualquier célula cancerosa que pueda haber quedado (es lo que se denomina “Terapia Adyuvante”).

Radioterapia

La radioterapia es un tratamiento para el cáncer que utiliza rayos X u otros tipos de radiación para eliminar células cancerosas. Esta radiación puede aplicarse desde el exterior de la paciente dirigida hacia el área del cáncer, lo que es llamado Radioterapia externa, o aplicarse a partir de pequeñas “píldoras” o estructuras semejantes, que liberan la radiación desde el interior del paciente, en el sitio donde esta el cáncer. Esto ultimo se llama Radioterapia Interna. El tipo que se utilice dependerá del estadio de la mujer. Los efectos secundarios de este tratamiento son ligera irritación de la piel, náuseas, diarrea, irritación rectal, irritación de vejiga o cansancio.

Terapia hormonal

Es un tratamiento contra el cáncer que elimina o bloquea la acción de hormonas, interrumpiendo el crecimiento de las células cancerosas, en aquellos casos en que estas células dependen de estas sustancias (hormonas) para su crecimiento. De esta forma si las pruebas revelan que las células cancerosas ofrecen sitios donde pueden adherirse las hormonas (receptores) se utilizan medicamentos, cirugía o radioterapia para reducir la producción de hormonas o impedir que funcionen y así impedir que el cáncer crezca.

Quimioterapia

Es el tratamiento que utiliza diferentes fármacos para destruir las células cancerigenas. Puede darse a través de la boca, es decir por vía oral o, ser administrado por vía endovenosa. Suelen usarse combinaciones de fármacos, que actúan en todo el organismo, a diferencia de la cirugía o la radioterapia que son terapias localizadas (actúan solo en el área del tumor). Los posibles efectos secundarios son alteraciones de los recuentos celulares (glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas) fatiga y anemia, alteraciones en la coagulación, diarrea, llagas en la boca y afección del sistema inmune con mayor predisposición a infecciones, perdida de

Tipos de cáncer de endometrio

El tipo más común del cáncer de endometrio es el adenocarcinoma que está compuesto de células epiteliales glandulares malignas y que representa el 95% de los casos. Los adenocarcinomas endometriales se pueden dividir en dos tipos según cuan parecidas sean sus células cancerosas malignas, con las células normales de las que derivan (células epiteliales glandulares).

Tipo 1: Esta representado por el adenocarcinoma endometrioide, el cual se llama de esta manera porque es el que mas se parece al tejido endometrial normal. Puede que no sea muy peligroso como para atentar contra la vida de la mujer y solo ocasionalmente se propaga a otros tejidos.

Tipo 2: Esta representado por el carcinoma de células claras y el carcinoma seroso papilar del endometrio, los cuales representan tan solo el 10% de los tumores malignos de endometrio y se caracterizan por no parecerse al endometrio normal. Tienen una probabilidad mucho mayor de propagarse y por lo tanto, son mas peligrosos.

Otros tipos menos comunes: están representados por los tumores mucinosos, escamosos e indiferenciados.

fuentes texto:

cancer.gov/espanol/pdq/trat...

oncologia.es/endometrio.php

También puedes leer:

cancer.org/Espanol/cancer/C...

entornomedico.org/enfermeda...

oldestnewest

You may also like...