Consecuencias del aumento de Fósforo

Unos niveles aumentados de fósforo producirán como primer efecto un intenso prurito, es decir picor generalizado que obliga a la persona a rascarse frecuentemente. Es un síntoma muy molesto y que en ocasiones impide conciliar el sueño a quien lo padece y le puede producir lesiones por rascado en la piel. Se trata con cremas hidratante, medicamentos antihistamínicos (que pueden ayudar a controlar algo la picazón), y lo más importante, disminuyendo los valores de fósforo en sangre.

El otro efecto negativo provocado por el exceso de este mineral es la calcificación de vasos y otros tejidos blandos. Expliquemos brevemente en que consiste:

Cuando hay exceso de fósforo y especialmente si hay asociado niveles de calcio elevados, como ya no puede depositarse más en los huesos, tiende a establecerse en otros tejidos donde no debería estar, como en las arterias y válvulas del corazón. Es decir, se forma tejido parecido al hueso donde debe haber tejido blando. Es como si echásemos hormigón (fósforo) a la manguera de nuestra ducha de casa (arteria). Sería imposible moverla y se convertiría en una masa totalmente rígida.

El que las arterias se conviertan en estructuras rígidas tiene su importancia , ya que por un lado produce que la persona no pueda trasplantarse al no poder unirse el riñón nuevo a la arteria totalmente rígida.

Por otro lado, la rigidez arterial produce que el corazón trabaje a más presión, y si además se han calificado las válvulas que abren y cierran las cavidades del corazón el problema es aun mayor, pudiendo llevar a la larga a problemas cardíacos como insuficiencia, angina de miocardio, infartos... Por todo ello, se considera al exceso de fósforo como un factor de riesgo vascular, como la hipertensión, el tabaco, el nivel de colesterol alto, la diabetes..

Ademas, se depositan en articulaciones, lo que no permite el movimiento fluido de estas.

oldestnewest

You may also like...