La demencia en el hogar: ¿cómo convivir con ella?

La demencia en el hogar: ¿cómo convivir con ella?

De acuerdo a la OMS "la demencia es un síndrome –generalmente de naturaleza crónica o progresiva– caracterizado por el deterioro de la función cognitiva (es decir, la capacidad para procesar el pensamiento). (...) La demencia afecta a la memoria, el pensamiento, la orientación, la comprensión, el cálculo, la capacidad de aprendizaje, el lenguaje y el juicio. La conciencia no se ve afectada. El deterioro de la función cognitiva suele ir acompañado, y en ocasiones es precedido, por el deterioro del control emocional, el comportamiento social o la motivación". Estudios realizados en Chile evidencian que se han

encontrado cifras de prevalencia de más del 12 % entre la población mayor de 65 años.

Sin lugar a dudas un tema para considerar ante la posibilidad de contar con algún familiar adulto mayor o al menos, conocer a alguno que posea tal diagnóstico o características como las que se describen en el párrafo anterior.

¿De qué me sirve saber sobre este tema?

La importancia de conocer sobre esto radica en que a medida que pasa el tiempo, las personas afectadas van perdiendo progresivamente algunas habilidades de la vida diaria consideradas básicas, como por ejemplo, el mantener una adecuada higiene personal, vestirse por si mismas, alimentarse por si solas, movilizarse y desplazarse de manera funcional, entre otras. Como podrán suponer, todo lo anterior influye en que se afecten otro tipo de actividades, consideradas actividades instrumentales, como por ejemplo, desenvolverse adecuadamente en la comunidad, manejar adecuadamente temas financieros, mantención del hogar, ir de compras o estar alertas ante cualquier amenaza que implique un riesgo a la salud personal y la de sus cercanos. Conocimiento, entonces, se traduce en protección, cariño y mantención de la dignidad de la persona.

Como comunidad, ¿qué podemos hacer para actuar con eficacia?

Lo primero es obtener infrmación por parte del médico, quien establecerá un primer acercamiento diagnóstico. Posterior a esto, se delimitarán una serie de conductas terapéuticas a considerar para un adecuado manejo del paciente, tanto en el hogar como en la comunidad, que ayude a maximizar sus funciones, enlentecer el progreso de la enfermedad y asegurar una mejor calidad de vida.

Lo que corresponde a continuación, es contextualizarnos desde la base teórica para luego poder implementarla con seguridad en la práctica. Actualmente existe abundante información que promueve el cuidado de esta población de adultos. Para los interesados/as, sugiero leer el "Manual para el cuidador de pacientes con demencia", el cual mediante un lenguaje simple considera todos los aspectos relevantes a considerar para un adecuado manejo y cuidado de una persona con pérdida progresiva de sus habilidades cognitivas e instrumentales. También se considera la función de la familia y el rol que los cuidadores desempeñan en este trabajo, considerando su función y el desgaste físico y emocional que generalmente todo esto conlleva. Puedes leerlo o descargarlo visitando el siguiente link: copib.es/pdf/Vocalies/Envel...

Algunas de las sugerencias que encontrarás en el manual:

- Trate de simplificar las cosas para un enfermo con Alzheimer (u otro tipo de demencia). No le ofrezca muchas posibilidades para elegir.

- Ríase con la persona con enfermedad de Alzheimer y no de ella. El buen humor puede aliviar el estrés.

- La pérdida de la coordinación física y de la memoria aumentan las posibilidades de lesionarse; por eso debe mantener su casa lo más segura posible, por ejemplo, poner llave de seguridad en la estufa, llave en la puerta de la cocina, pasamanos y rejilla en las escaleras.

- A pesar de que la capacidad de entender y de seguir conversaciones disminuye, es importante incluir al paciente en conversaciones en las que él pueda participar en alguna medida.

- Evite discutir y dar órdenes.

- Utilizar un tono paternalista o infantilizado, ya que despertará sentimientos de inutilidad, de rabia y frustración.

- Las personas con demencia a menudo olvidan si ya comieron o cómo usar los cubiertos. En las últimas

etapas, una persona con la enfermedad de Alzheimer tendrá que ser alimentada.

Todo lo anterior, puedes complementarlo con la información del "Manual del cuidado de personas mayores dependientes y con pérdida de autonomía", publicado por el MINSAL en el año 2009: web.minsal.cl/portal/url/it...

Cómo podrán notar, el convivir con una persona con demencia modifica muchos aspectos de la vida diaria. Considerar los aspectos que se exponen en este artículo así como estar bien informados sobre el tema, nos ayudará a generar instancias más eficaces para promover una mejor calidad de vida en la persona afectada y su familia.

Cualquier comentario sobre este tema, no dudes en publicarlo!

Saludos cordiales.

Flgo. Jorge Muñoz Silva

Last edited by
oldestnewest

You may also like...