7 alimentos que no son muy buenos para tu cerebro

7 alimentos que no son muy buenos para tu cerebro

¿Tienes problemas para recordar algunas cosas? ¿Se te olvida lo que fuiste a buscar o que estabas a punto de decir? Estos alimentos podrían ser los culpables.

En realidad, si lo consideran detenidamente, lo que llevamos en nuestro cerebro, conocimientos y recuerdos, es lo que conforma lo que somos y lo más valioso que tenemos. Así que, como tu posesión más preciada, bien vale tratarla con cariño y protegerla de lo que puedas.

Una de esas formas es evitar lo más posible todo aquello que lo daña. Y aunque eso es probablemente imposible, vamos a empezar con algunas comidas a evitar para un cerebro funcional y muy feliz. En esta lista cayeron sólo siete elementos, por lo que no te estreses. Otra buena noticia es que son alimentos de los cuales varios coinciden en dañar otras partes de tu cuerpo, así que si cortas su consumo ayudarás a tu cerebro y todo tu cuerpo.

1. Azúcar

Ya sabíamos que la azúcar no es muy buena para varias cosas, es hora de enfrentarlo: no es buena ni para tu libido ni para tu cerebro (ni tu cintura). Se ha demostrado que el consumo prolongado de azúcar interfiere con tu memoria. Además de que su consumo exagerado puede causar un montón de condiciones neurológicas. Por ejemplo, para niños y jóvenes, ya saben esa edad que uno es más susceptible a sus encantos, reduce su habilidad de aprender. ¿En serio necesitan más razones para sacar el refresco de su vida?

2. Alcohol

Todos hemos sentido la cruda moral después de una gran fiesta, ese sentimiento de que no recordamos muy bien qué es lo que pasó (y como que no queremos recordar mucho tampoco). Bueno, parte de eso se debe a los efectos negativos del alcohol en tu cerebro. Que aunque sólo se sienten de manera momentánea, si tienes noches locas de fiesta muy seguido, podrías ver daños permanentes a tus habilidades mentales.

3. Comidas fritas

Ya sabemos que las comidas fritas están llenas de conservadores, sabores artificiales, aditivos y químicos para asegurar que la comida dure mucho tiempo y sepa bien. Pero estos elementos agregados causan hiperactividad en niños y en adultos. Y el consumo demasiado frecuente puede ocasionar que tus neuronas sean lentamente destruidas. Claro, no podemos escapar de las comidas de este tipo, sin embargo, trata de evitarlas siempre que sea posible.

4. Comida chatarra

Llena de grasa, y muchas veces también frita, no es muy buena para el cerebro o el cuerpo en general. El problema de la comida chatarra es que puede cambiar de manera drástica la química de tu cerebro, causando depresión y ansiedad. También es adictiva, por lo que si la comes muy seguido y tratas de dejarla, sentirás síndrome de abstinencia. Todos esos efectos los puedes ver en el documental Súper-engórdame. Y un punto negativo más para la chatarra: inhibe la producción de dopamina, la hormona de la felicidad, que además ayuda a la función cognitiva y controla la motivación y la memoria. O sea, no sólo te engorda y deprime: ¡no te deja ser feliz!

5. Sal

No todo en esta lista es dulce o grasoso. Y ya sabíamos que hay que limitar el consumo de sal, agrega más presión a tu corazón y puede afectar tu presión sanguínea seriamente. Y ahora se une a la lista de alimentos que impiden tu capacidad de pensar y retener información. También te afrontaré con la verdad: es difícil de dejar porque está escondida en una gran variedad de alimentos.

6. Endulzantes artificiales

Es un error común pensar que sustituir la azúcar normal por una artificial es bueno porque te hace ahorrar calorías. Pero en realidad, no es una mejora. Las personas que los consumen parecen tener más problemas de concentración y memoria que las que no.

7. Nicotina

Bueno, no es exactamente un alimento, pero sí lo consumes y para ello usas tu boca. Causa envejecimiento prematuro, mal aliento, aumenta tu riesgo de cáncer de pulmón y también restringe la cantidad de oxígeno que llega a tu cerebro. ¿Consideran algo de eso relajante?

No son tantos alimentos, y en general no algo que comas a diario. Como sucede con todo lo demás en la vida, mientras los consumas de manera equilibrada, algunos muy de vez en cuando, no causarán ningún daño catastrófico a tu cerebro.

Vía | Sabrosia

Last edited by
oldestnewest