RUIDOS MOLESTOS

Contaminación acústica

La contaminación acústica hace referencia a la presencia de ruido cuando éste se considera como un contaminante, es decir, un sonido molesto que puede ocasionar efectos fisiológicos y psicológicos nocivos sobre las personas. Se considera ruido todo aquel sonido (molesto e indeseable) que interfiere en la actividad habitual o el descanso.

En el trabajo

El trabajo es un lugar de riesgo donde la exposición al ruido puede ser muy importante pues hay importantes fuentes de agresiones auditivas. La prevención de riesgos laborales pretende contemplar estos riesgos, aunque no siempre se llevan a cabo o se evitan, educando a los empleados medidas de prevención (como orejeras, tapones, realizar descansos periódicos, etc).

Hay que tener en cuenta además que el riesgo de pérdida de capacidad auditiva se incrementa tanto con el nivel de decibelios soportados como con la cantidad de años durante los que permanecemos expuestos al ruido.

La sordera está reconocida incluso como "enfermedad profesional", para ciertas actividades laborales, siempre que se constate la relación causa-efecto.

Por último, las recomendaciones médicas incluyen exámenes periódicos de audición en la población general y en especial en grupo con riesgo de perder audición (revisiones anuales), por ejemplo, aquellos expuestos de forma rutinaria o con cierta frecuencia a un ruido alto en el trabajo.

oldestnewest